Recién nacido con alteración musculoesquelética

Recién nacido masculino de 40 SDG. Madre de 15 años, sana, primigesta. Embarazo normoevolutivo, control prenatal en 5 ocasiones, se reportó sin alteraciones. Nacimiento por cesárea por falta de progresión de trabajo de parto. Ruptura artificial de membranas de 2 horas de evolución, LA claro con grumos. Respiración espontánea e inmediata, Apgar 9-9. SA 00. A la exploración física destaca:

  • ¿Cuál es el diagnóstico?
  • ¿Cuál es el tratamiento?

Publicado por Ana Ruth Mejía Elizondo

Médico Cirujano por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (U.A.S.L.P.), Ced. Prof. 3101237 Pediatra y Neonatólogo por el Hospital Central "Dr. Ignacio Morones Prieto" y la Facultad de Medicina de la U.A.S.L.P. Ced. Prof. Pediatría: 4010665, Ced. Prof. Neonatología: 6260091 Maestría en Educación con Acentuación en la Enseñanza de las Ciencias por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Ced. Prof. 9212906 Instructor Nacional de Reanimación Neonatal Coordinador de la Especialidad de Neonatología, Posgrados Clínicos, Facultad de Medicina, U.A.S.L.P. 2014 - 2017 Jefe del Servicio de Neonatología, Hospital Central "Dr. Ignacio Morones Prieto", 2017 - actual Presidente de la Sociedad Potosina de Neonatología Bienio 2017 - 2019 Vocal de Relaciones Científicas y Académicas del Consejo Mexicano de Certificación en Pediatría - Sección Neonatología Bienio 2019 - 2021

Únete a la conversación

9 comentarios

  1. Desconozco el diagnóstico. Recuerdo que algunas alteraciones musculoesqueleticas congenitas se asocian a neurofibromatosis, pero desconozco. Pareciera como si tuviera luxada la rodilla.
    Supongo que el tratamiento es quirurgico.

    Le gusta a 1 persona

  2. Cuál es el diagnóstico?
    Luxación congenita de rodillla
    • Tiene una incidencia estimada de 1 por 100.000 casos, unas 100 veces menos frecuente que la luxación congénita de cadera, siendo algo más frecuente en el sexo femenino. Entre un 30-40% de los pacientes con LCR se presentan en posición de nalgas en el momento del parto, mientras que en la población general esta presentación de parto, tiene una incidencia del 3-4%
    • Se caracteriza por el desplazamiento anterior de la tibia en relación con el fémur. Según criterios clínicos y radiológicos, se pueden distinguir 3 tipos, siguiendo la clasificación de Ferris: tipo I o recurvatum grave de la rodilla, tipo II o subluxación de la tibia sobre el fémur, y el tipo III o luxación completa de rodilla.
    • En una buena parte de los casos puede asociarse con otras anomalías congénitas musculoesqueléticas, como la luxación congénita de cadera (45%), deformidades del pie (30%) y luxación congénita de codo (10%) o incluso anomalías de otros sistemas (labio leporino, espina bífida, hidrocefalia, ano imperforado, cardiopatías…)

    • ¿Cuál es el tratamiento?

    El tratamiento debe iniciarse lo antes posible, en las primeras 24-48 h de vida, para mejorar el pronóstico. Primero, se tiene que realizar una reducción manual colocando un yeso en la flexión máxima permitida con modificaciones progresivas según vaya evolucionando. Cuando se alcanzan los 90° de flexión, generalmente transcurridas de 2 a 6 semanas, se interrumpe la colocación de yesos, manteniéndose la fisioterapia
    La reducción abierta estaría indicada si no se obtiene 90o de flexión tras las manipulaciones seriadas hasta la cuarta semana. Hay varias técnicas descritas como la plastía V en Y (VYC) del tendón cuadricipital asociada a una artrotomía para así liberar las estructuras ligamentosas desplazadas hacia anterior, mientras otros abogan por el acortamiento femoral con el fin de evitar las complicaciones derivadas de la cicatricación cuadricipital.

    Le gusta a 1 persona

  3. Es una luxación congénita de rodilla, que puede asociarse a posiciones aberrantes intrautero o a síndromes que afectan el tejido conectivo. Su tratamiento debe de ser pronto a base de yesos correctivos de posición, el primero en la posición de flexión que tolere más el neonato e irlo progresando hasta que tolere los90 grados.

    Le gusta a 1 persona

  4. Se trata de Luxacion congénita de rodilla:
    Esta patología se asocia frecuentemente a otras anomalías articulares congénitas. La más frecuente es la luxación congénita de caderas, presente en el 45 % de estos pacientes, seguida de las deformidades del pie (31 %) y la luxación congénita del codo (10 %).
    Otros casos, como en el síndrome de Larsen, se caracteriza por luxaciones congénitas múltiples que incluyen las de rodillas, caderas, tobillos, pies y codos. En la artrogriposis múltiple congénita las luxa- ciones de cadera y rodilla se asocian con deformidades del pie.
    Anomalías asociadas de otros sistemas incluyen el labio leporino, el paladar hendido, la espina bífida, la hidrocefalia, la criptorquidia, la angiomatosis, la parálisis facial, el ano imperforado .
    tratamiento:
    El tratamiento de esta anomalía debe iniciarse lo más pronto posible, inclusive desde el nacimiento, con manipulaciones repetidas para permitir la flexión gradual. Pueden aplicarse férulas, correcciones suaves con yeso, tracción esquelética e incluso reducción abierta, indicada en falta de respuesta al tratamiento conservador.

    Me gusta

  5. 1.- ¿Cuál es el diagnóstico?
    Luxación congénita de rodilla tiene una incidencia de 1 por cada 100,000 casos, siendo mas frecuente en el sexo femenino, entre el 30 a 40% de los casos se presentan en posición de nalgas en el momento del parto. Se asocia a otras anomalías congénitas musculoesqueléticas como luxación congénita de cadera (45%), deformidades del pie (30%), luxación congénita del codo (10%).
    2.- ¿Cuál es el tratamiento?
    El tratamiento va depender del grado de severidad de la luxación, pueden ser yesos seriados en flexión cada 2 semanas, en un lapso de 6 semanas cuando se consiga la flexión a 90 grados se procede a utilizar ortesis o arnes de pavlik para mantener la flexión de la rodilla. Cuando la luxación no puede reducirse de forma cerrada se realiza cirugía la cual se debe realizar antes de los 6 meses de vida.

    Le gusta a 1 persona

  6. 1. ¿Cuál es el diagnóstico? El diagnóstico es luxación congénita de rodilla. Anomalía congénita rara caracterizada por la traslación anteroexterna de la tibia. Tiene una incidencia 1 c/100,000 RN. Hay varias teorías de su causa en función del grado de severidad que van desde la malposición uterina durante el tercer trimestre hasta defectos en el desarrollo mesenquimal, llevando asociadas
    otras anomalías musculoesqueléticas, o presentación de nalgas. Puede asociarse a o luxación
    congénita de cadera (45%), deformidades del pie (31%) y luxación congénita de codo. En los casos de mayor severidad podemos encontrar asociación con entidades como la artrogriposis múltiple congénita, el síndrome de Larsen, la enfermedad de Ehler-Danlos o el síndrome de Down. Si es bilateral se asocia más frecuentemente a ausencia de ligamentos cruzados en síndromes de hiperlaxitud.
    2. ¿Cuál es el tratamiento? El tratamiento depende de su severidad. El tipo A es el más frecuente y realmente, es una hiperextensión congénita con una flexión pasiva limitada a 90°. El B, como nuestro caso, se observa una subluxación congénita con pérdida de la congruencia articular y en el tipo C hay una pérdida completa de la misma. En el caso de que la luxación fuese irreductible se ha descrito la aplicación de una tracción blanda o esquelética previa a la inmovilización con yeso. En cambio, si se trata de una subluxación o luxación reductible puede inmovilizarse con un yeso inguinopédico en la postura flexionada realizándose cambios periódicos con mayor grado de flexión hasta obtenerse 90°. La reducción abierta estaría indicada si no se obtiene 90° de flexión tras las manipulaciones seriadas hasta la cuarta semana, dichas manipulaciones pueden realizarse también con arnés de Pavlik según varios autores.

    Le gusta a 1 persona

  7. • ¿Cuál es el diagnóstico? La luxación congénita de rodilla (LCR) es una patología muy poco frecuente cuyo diagnóstico se realiza al nacimiento por los hallazgos clínicos, confirmándose radiológicamente. Se caracteriza por el desplazamiento anterior de la tibia en relación con el fémur2. Según criterios clínicos y radiológicos, se pueden distinguir 3 tipos, siguiendo la clasificación de Ferris5: tipo I o recurvatum grave de la rodilla, tipo II o subluxación de la tibia sobre el fémur, y el tipo III o luxación completa de rodilla. La LCR ha sido relacionada con diversas etiologías, como factores mecánicos (oligoamnios, presentación de nalgas), malformaciones del ligamento cruzado anterior, o alteraciones genética.
    • ¿Cuál es el tratamiento?
    El tratamiento debe iniciarse lo antes posible, en las primeras 24-48 h de vida, para mejorar el pronóstico. Primero, se tiene que realizar una reducción manual colocando un yeso en la flexión máxima permitida con modificaciones progresivas según vaya evolucionando. Cuando se alcanzan los 90° de flexión, generalmente transcurridas de 2 a 6 semanas, se interrumpe la colocación de yesos, manteniéndose la fisioterapia. El pronóstico dependerá del inicio precoz del tratamiento y de la asociación de otras anomalías congénitas.

    Le gusta a 1 persona

  8. 1-.¿Cuál es el diagnostico?
    La luxación congénita de rodilla es una anomalía congénita rara caracterizada por la traslación anteroexterna de la tibia. Su incidencia es de 1/100,000 nacidos vivos, etiología desconocida, Se consideran varias teorías en función del grado de severidad que van desde la malposición uterina durante el tercer trimestre hasta defectos en el desarrollo mesenquimal, llevando asociadas otras anomalías musculoesqueléticas. Puede asociarse a otras patologías y anomalías congénitas entre las que destacan alteraciones musculoesqueléticas como la luxación congénita de cadera en hasta el 45% de los casos, deformidades del pie (31%) y luxación congénita de codo. En los casos de mayor severidad podemos encontrar asociación con entidades como la artrogriposis múltiple congénita, el síndrome de Larsen, la enfermedad de Ehler-Danlos o el síndrome de Down. La luxación congénita bilateral se asocia más frecuentemente a la ausencia de ligamentos cruzados en síndromes de hiperlaxitud mientras que la afectación unilateral suele ser más estable una vez reducida. Diagnostico clínico, puesto que se manifiesta como una marcada hiperextensión de la rodilla, que difiere claramente de la posición fetal normal de la rodilla en el recién nacido. La radiología simple es útil tanto para el diagnóstico como para catalogar la lesión mediante la clasificación de Leveuf.
    2-.¿Cuál es el tratamiento?
    En cuanto al tratamiento, el grado de contractura del cuádriceps determinará la posibilidad de reducción al aplicar una tracción longitudinal suave además de una presión anteroposterior sobre la tibia hasta flexionar la rodilla. En el caso de que la luxación fuese irreductible se ha descrito la aplicación de una tracción blanda o esquelética previa a la inmovilización con yeso. En cambio, si se trata de una subluxación o luxación reductible puede inmovilizarse con un yeso inguinopédico en la postura flexionada realizándose cambios periódicos con mayor grado de flexión hasta obtenerse 90 grados. De la misma manera, hay autores que refieren que puede optarse por el uso continuo de un arnés de Pavlik como tratamiento único si se logra una buena flexión inicial, vigilando que no se produzca una hiperflexión de las caderas. Tras las primeras dos o tres semanas, el arnés puede quitarse para los baños y cambio de pañal, para poder ser retirado tras seis semanas de tratamiento. La reducción abierta estaría indicada si no se obtiene 90 grados de flexión tras las manipulaciones seriadas hasta la cuarta semana.

    Le gusta a 1 persona

  9. luxación congénita de rodilla, patología poco frecuente con una etiología desconocida. En algunos casos se le considera una patología aislada mientras que en otros pueden observarse patologías asociadas o síndromes.
    El tratamiento de la luxación congénita de rodilla depende de la gravedad y flexibilidad de la deformidad y en la bibliografía pueden encontrarse desde enyesados seriados o arnés de Pavlik hasta plastías del tendón cuadricipital u osteotomías femorales.

    Le gusta a 1 persona

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: